Instagram

martes, 30 de julio de 2013

sábado, 27 de julio de 2013

Eduardo Rubianes

LA ESQUINA:             ESTACION TÉRMINO

            Amigos: “Enseñaras a volar, pero no volaran tu vuelo. Enseñaras a soñar, pero no soñaran tu sueño. Enseñaras a vivir, pero no vivirán tu vida. Sin embargo, en cada vuelo, en cada sueño, en cada vida, perdurará siempre la huella del camino enseñado” (Madre Teresa de Calcuta).  Desde este rincón, mi más sentido pésame a los familiares de las víctimas del accidente ferroviario ocurrido el día 24 cerca de las 9 de la noche a 4 kms.  de la estación de Santiago. Eran las, 3,35, de la tarde,  en la estación de Chamartin (Madrid), iniciaba el trayecto, un hibrido, un casi tren de alta velocidad, unas madres se despedían de sus hijas, que iban a Compostela a pasar unos días de fiesta. La ilusión de las jóvenes era inversamente proporcional, a la preocupación de sus madres. Más gente entraba en los vagones, los consejos de última hora, “recuerda avisarme, a qué hora tiene la llegada el tren de regreso”, “portaros bien”.Un joven, se despedía de su padre, iba a la boda de un amigo, ¿Cogiste el billete?, si papa respondía el joven, harto ya de consejos, hasta la vuelta. Besos a mamá.  Mientras el bullicio de la estación desaparecía de la vista, el vagón, arrastrado por una poderosa locomotora de última generación,  iniciaba un viaje más, un rutinario y veloz sendero al otro lado.  Mientras estos jóvenes dentro del vagón,  buscaban sus asientos, la veloz locomotora dotada de la última tecnología en seguridad, y segura de su potencia y prestancia, no sabía que los trasladaría a un lugar  que no habían elegido. Su billete tenía un destino, y sus esperanzas una alegría, la ida era lo que importaba, la vuelta, ya llegaría, sus miradas brillantes se cruzaban, sus sonrisas eran bocanadas de aire fresco en aquella calurosa tarde castellana. La estación término para ellas era Santiago, Las fiestas del Apostol, y la boda de un amigo para el joven,  motivos de alegría desbordante, que duró lo justo, esas apenas 6 horas de viaje, entre planes y bostezos, esas ansias de empezar a disfrutar de la fiesta y el jolgorio. Se truncaron inesperadamente y en el momento menos oportuno, cuando se levantaban para ir recogiendo sus maletines y enfilar  la puerta de salida, faltaban apenas 3 Kms.  Aunque la locomotora parecía que no disminuía la velocidad, les extrañó. Confiaron, como siempre. El estruendo seguido de golpes rebotando por techo y paredes del vagón era inenarrable. De repente todo se apagó. Ya no sentían golpes, no se oían, no se veían, se había terminado el viaje para ellos. Las madres ya nunca recibirían la llamada de la hora del regreso. Porque simplemente, no volverían. Aquel besos a mamá dicho desde la ventanilla, quedaría en el recuerdo para siempre de aquel padre.  Lo que pasó, y como pasó, lo sabremos, aunque sean medias verdades para los que aún estamos aquí, para ellos, ya no les importara mucho. La vida está llena de billones de instantes, en uno venimos y en otro nos vamos. La crueldad del instante en que nos vamos es lo verdaderamente horrible como  en este caso. D.e.p. Gracias y un saludo amigos. Saude e terra.

                                                                                         Fdo. Eduardo Rubianes Calvo

sábado, 20 de julio de 2013

SOS PANADEIRA EN DEFENSA DA PRAIA DOS BARCOS, SANXENXO. IMAXE EN PLAYA PANADEIRA


POLÍGONO INDUSTRIAL DE NANTES, SANXENXO


MELLORA DO SERVIZO EMERXENCIAS DE SANXENXO

 
Posted by Picasa

Servizo Seguridade Porto Deportivo Sanxenxo

 
Posted by Picasa

Eduardo Rubianes

  
LA ESQUINA:             REBELDES CON CAUSA

            Amigos: “Dreamers can never be tamed. Los soñadores, nunca podrán ser domados” (Anónimo). “Arriesga, nadie es feliz con miedo” (Anónimo). “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo” (Eduardo Galeano).  En primer lugar, pedir disculpas a lectores de otros lugares de nuestra geografía autonómica, por esta serie monográfica, sobre la problemática, de las playas de La Panadeira y Os Barcos de Sanxenxo.  Considero mi deber, como ser humano, proteger nuestro entorno natural, del cual vivimos,  disfrutamos, en el pasado, en el presente, y si esta defensa, sale victoriosa, como sería lo lógico, del futuro.  Dicho esto, en segundo lugar, reconocer el esfuerzo del Concello de Sanxenxo,  a través de su Gerencia de Urbanismo, por el recurso presentado a Portos de Galicia, en contra de la instalación de los pantalanes del R.C. Nautico, que arrasarían el entorno natural de las dos playas, muy bien fundamentados,  y con una base técnica, altamente precisa. Nos podíamos perder en el articulado del recurso, pero  creerme, es muy bueno de lo mejorcito que he visto. Una pena, que no se hubiera realizado en su momento, en tiempo y forma y ahora estaríamos hablando de otra cosa. Tuvieron que escandalizarse, unos cuantos ciudadanos afectados por semejante aberración, para que al menos, La Alcadesa y todo su equipo, se pusieran al lado de los rebeldes con causa y retomaran una causa que de no ser por estos con su sacrificio, ánimo y fe en lo que creen, hoy estaría la empanada preparada, horneada y por supuesto, puesta ya en la mesa para ser engullida por los de siempre. Mientras el resto mirábamos y solo nos estaba permitido decir que le aproveche al señor. Por haber reconsiderado su postura, y desde luego por haberlo realizado con un muy buen recurso técnico, que obra copia en poder de SOS Panadeira, ante Portos de Galicia. Desde aquí les doy mi chapó más sincero, las cosas hay que decirlas, gusten o no.  Y en este caso, también, por ello gracias Sra. Alcaldesa.  Otra cosa es lo que dictamine Portos de Galicia, que sin basarse en tanto tecnicismo, pero si en otras cuestiones y prebendas, como presiones de alto rango, o sea al más alto nivel, y estando al frente el ínclito Sr, Duran, de Vilanova, que no se olvide, que allí también hay playa, vaya, vaya. No las tengo todas conmigo que prospere, aun sin tener razón. Si esto ocurriera,  recaería toda la sinrazón sobre dicho ínclito, y su dimisión, debería ser pactada con nocturnidad, alevosía y más aún, cobardía, digo Sr. Duran. Demuestre su cordura y honestidad política, y ponga las cartas de la verdad sobre la mesa. Con el pueblo no se juega, y si juega, pierde. OJITO. Un  saludo amigos, Saude e Terra.                                                            Fdo: Eduardo Rubianes Calvo.-

lunes, 15 de julio de 2013

Eduardo Rubianes


LA ESQUINA:                SUEÑOS ROTOS


            Amigos: “Somos un globo lleno de emociones, en un mundo lleno de alfileres.” (Anónimo). “ No te preocupes por lo que dicen de ti, recuerda que el árbol que más frutos da, es al que más piedras le tiran” (Anónimo). Yo siempre digo, que cuando un pueblo no lucha por lo que es suyo,  ese pueblo,  merece la ruina.  Cuando la división de pareceres, de opiniones sobre una problemática local, destroza un bien común., por abandono, cobardía, dejadez, servilismo,  borreguismo, y/o intereses espúreos, bien sea económicos, políticos, o sociales, léase envidias, celos, rencores, etc. Eso no es un pueblo, es una panda de mariachis sin rumbo, en donde lo único que aciertan es pegarse tiros en sus propios pies. Apoyo de manera tajante y sin reservas, como ya he dicho en alguna otra ocasión, a la Plataforma S.O.S. PANADEIRA, en sus reivindicaciones, tan honestas como son la de preservar y defender sin ningún interés de los antes citados, lo que la naturaleza les regaló, y que han disfrutado y protegido durante generaciones. ¿Porque ahora iba a ser distinto?. ¿Y si esto ocurriera en otra playa con más  caché, de su ámbito local, lo harían?, estoy seguro que sí.   Pero hete aquí, que les tocan a la niña de sus ojos, les hurtan lo más querido, les destrozan los sueños de sus hijos y nietos, les roban su pasado, manipulan su presente, y destrozan para siempre su futuro. Una autentica canallada. Y de verdad es un orgullo, que cuatro, cuatrocientos, o cuatro mil al unísono piensen lo mismo. Ya es llegada la hora, que intereses caciquiles, procedentes de un turbio pasado, sean exterminados. Y digo bien exterminados. Y mientras unos miran para otro lado, los de más allá silban, y los de acullá, están apagados o fuera de cobertura,  son unos cuantos ciudadanos y ciudadanas,  exponiéndose al insulto, al comadreo, a la crítica, a la identificación policial, como delincuentes comunes y a la agresión física y psicológica, portan la bandera de la naturaleza del legado de sus antepasados, de un bien regalado y aun no ganado. Ahora es cuando se gana, sin lucha no hay victoria. Diría más, como el Che Guevara, la libertad se gana no se regala.  Un día nuestros nietos nos dirán gracias. plantando el ejemplo a seguir. Esta lucha nada más acaba de empezar, si los ciudadanos de Sanxenxo, no luchan por lo que es suyo clavando su bandera de la victoria y de la verdad, para un servidor y siento decirlo, por los que se esconden tras las faldas de sus abuelas. Llevaran el estigma de la cobardía para ellos y sus familias  el resto de sus vidas y no merecerán jamás ser llamados hijos del pueblo. Es llegada la hora, en vuestras manos está la fe de la victoria, o el sonrojo de la cobardía  para siempre, ahora es el momento. Reaccionar y salir del rebaño. Os esperamos.  Un saludo amigos. Saude e Terra.             Fdo. Eduardo Rubianes Calvo

jueves, 11 de julio de 2013

INICIO VOLTA CICLISTA DESDE A BATEA MÁIS FAMOSA




CICLISMO
La batea más famosa del mundo
Los ciclistas inaugurarán la Vuelta Ciclista a España rodando unos metros sobre las aguas de la ría de Arousa
11 de julio de 2013 08:36

Hay una leyenda urbana que resucita cada verano en las Rías Baixas. Cuenta que no hay año en que algún turista pregunte por la posibilidad de alquilar «alguno de esos chalecitos que están flotando sobre la ría». Esos «chalecitos flotantes» son las bateas, esos extraños elementos que sorprendieron incluso a Perico Delgado y Carlos de Andrés en la retransmisión de la pasada edición de la Vuelta Ciclista a España, cuando en un principio los confundieron con barcos y más tarde llegaron a la conclusión de que era allí donde se «cultivan las langostas», ni más menos.

Aquel gazapo televisivo prendió la chispa de la imaginación del equipo de Rafael Louzán. ¿O quizás fue la retranca lo que surgió? El caso es que rizando el rizo decidieron que la salida de la próxima edición se daría, precisamente, desde una batea. De plataforma mejillonera a plataforma publicitaria.

La elegida para tan destacada misión fue presentada ayer en sociedad. Llega de Taragoña, cedida por el Consello Regulador del Mexillón de Galicia, y descansa en el medio de la ría, a unos cientos de metros de donde se ubicará el 24 de agosto. La mejillonera está todavía sin vestir, sin preparar para lo que le espera porque la intención tanto de la Diputación de Pontevedra como de Unipublic en el acto de ayer era demostrar que sí, que se va a utilizar una mejillonera de verdad.

Pocos detalles dieron ni Javier Guillén, director general de La Vuelta, ni Rafael Louzán sobre el proceso de modificación que sufrirá a partir de ahora la batea. Sí insistieron en que se mantendrán todos los elementos de la estructura original y explicaron el proceso que se seguirá durante la contrarreloj por equipos. Los ciclistas se subirán a un barco que los trasladará hasta la plataforma. Desde allí partirán sobre una superficie, probablemente acristalada para que se pueda ver tanto el agua como las cuerdas de mejillón, y recorrerán unos metros hasta la rampa del puerto para afrontar ya sí los treinta kilómetros de contrarreloj hasta la meta que estará situada en Sanxenxo.

El dispositivo a realizar es lo suficientemente complicado como para que las dudas surgieran desde el principio. Una de las primeras que expresaron los técnicos de Unipublic era si una batea aguantaría sin problemas el peso de ciclistas, auxiliares, jueces y demás. Ayer, con más de medio centenar de personas encima de ella en la presentación pudieron comprobar que lo que le aseguran desde Galicia es verdad. Como apuntó el alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, aguantaría sin hundirse no ya un equipo sino a «todo el pelotón».

La organización insiste en que todo está preparado a pesar de que «é de moitísima complexidade», apuntó Louzán. El presidente de la Diputación, quién sabe si para curarse en salud, recordó el reciente incidente del autobús que quedó encajado en la línea de meta en la primera etapa del Tour de Francia. Desde luego, madera para tocar tenía ayer bastante a su alrededor.

Preparativos en la batea de la que partirá la Vuelta Ciclista a España. MARTINA MISER

SABER MÁS...
CiclismoV TELEVISIÓN
¿Cuánto va a costar la Vuelta a España en Galicia?


© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A.

lunes, 8 de julio de 2013

Fin de curso 2013

 
Posted by Picasa

OS VECIÑOS QUÉIXANSE DE QUE AINDA NON REPUXERAN OS CABLE ROUBADO EN NANTES


LA TESIS LAFFER

Las dos lecciones de la Curva de Laffer

La tesis del exasesor de Reagan divide al PP entre dos doctrinas y reabre el debate sobre estrategias tributarias

07.07.2013 | 00:00






La Curva de Laffer ha vuelto a la controversia  económica y al debate político. Arthur Laffer fue el economista estadounidense que en 1980 cautivó al presidente Ronald Reagan cuando sobre una servilleta de papel garabateó una gráfica según la cual, y a partir de un determinado nivel de tipos impositivos, la recaudación tributaria no crece, sino que desciende, a medida que aumentan los gravámenes de los impuestos. La tesis de Laffer fue asumida por las corrientes neoliberales a partir de los años 80 y también por las reformulaciones teóricas y pragmáticas de la socialdemocracia ante el empuje arrollador de las tesis conservadoras entre 1979 y 2008.


Las críticas lanzadas por los dirigentes del PP Esperanza Aguirre el 1 de mayo, José María Aznar veinte días después y de nuevo este martes la fundación FAES contra las 37 subidas de impuestos que -en contra de todos sus discursos y promesas precedentes- aprobó su correligionario Mariano Rajoy en solo año y medio de Gobierno han reabierto el debate sobre cuál es la estrategia tributaria más acorde con las circunstancias económicas del país.


Los epígonos de Laffer, y con frecuencia él mismo, se quedan siempre sólo con la mitad de la propuesta del economista estadounidense. La tesis dice que a partir de un nivel dado de tasa impositiva, todo aumento adicional de impuestos no recauda más, sino menos, porque drena recursos a la iniciativa privada, deprime más la economía, hace caer la actividad y reduce las bases imponibles de los impuestos.


De ello se deduce que, a la inversa, toda rebaja impositiva, en tanto que libera recursos en manos de empresas y familias, incentiva la inversión, el consumo y el ahorro, y, en consecuencia, la actividad económica, lo que a la postre conduce a una mayor recaudación fiscal.


Pero Laffer no trazó sobre la servilleta un recta diagonal y descendente -lo que se correspondería con la creencia de que toda rebaja de impuestos acrecienta la recaudación del fisco, y todo aumento, su minoración-, sino que dibujó una curva que se puede representar en forma de "U" invertida. De modo que, según la propia tesis de Laffer, la recaudación también cae cuando se reducen los impuestos por debajo del punto óptimo, que es aquél en el que se obtiene el máximo rendimiento con el menor esfuerzo. O, como dijo Jean Baptiste Colbert, ministro de Finanzas de Luis XIV, aquel en el que es posible "desplumar al ganso consiguiendo la mayor cantidad de plumas con el menor número de graznidos".


Ésta es la otra enseñanza de la teoría de Laffer. La que nunca se menciona. Los ingresos del Estado se reducen a medida que nos alejamos del punto óptimo, sea en un sentido o en el contrario. Es más, se suele hablar de "zona prohibida" de la curva para referirse sólo a la caída de recaudación inducida por un aumento impositivo por encima de un determinado nivel de esfuerzo fiscal, pero no se censura con el mismo empeño ese mismo efecto de merma recaudatoria cuando se origina por la política inversa mediante la reducción de tipos o la supresión de figuras fiscales.


Que a partir de una determinada reducción impositiva, todo descenso adicional de impuestos no genera más recaudación sino menos concuerda con la evidencia empírica de que si los tributos se redujesen a cero, la recaudación tributaria también caería a cero. De aquí que sea deseable que los defensores de las rebajas tributarias permanentes determinen dónde establecen el suelo y el punto de llegada para saber de qué se está discutiendo. Prometer rebajas infinitas y continuas es vacuo. Benjamin Franklin ya dijo en 1789 que "sólo hay dos cosas seguras: la muerte y los impuestos".


Determinar dónde está en cada momento, y según las circunstancias y rasgos específicos de cada economía, el nivel neutral ya sea de la política monetaria o de la fiscal -aquel que permite maximizar los rendimientos con la menor imposición y los menores efectos secundarios posibles- es una tarea ardua y compleja, como bien saben los banqueros centrales, y en ocasiones roza más el arte que la ciencia.


Tampoco existe plena certeza del efecto de estímulo de la política tributaria, del mismo modo que no la hay en el caso de los recortes de los tipos de interés, como se ha visto en esta crisis, en la que tasas oficiales cercanas a cero no han revertido aún la situación. Ambas medidas pueden ser condición necesaria pero no suficiente. "No toda bajada de impuestos reanima la economía", dijo en 2009 en Oviedo Rodrigo Rato, el padre de las rebajas fiscales en los Gobiernos de Aznar.


Los impuestos tienden a comportarse igual que los precios. Todo tendero sabe que bajándolos podría aumentar ventas e incrementar sus ganancias pero nunca podrá tener de antemano la certeza plena de que eso vaya a ocurrir ni con qué intensidad. Por el contrario, sí tiene constancia de que existe un umbral por debajo del cual todo abaratamiento adicional le generará pérdidas.


En ocasiones, ni tan siquiera los precios actúan sobre la economía como dictan la teoría y el sentido común. Y esto mismo puede ocurrir con los impuestos. En la época de Pepín Fernández, Galerías Preciados no fue capaz de vender ni un solo metro de una partida de tela escocesa por más que abarató su precio y saldó el producto, pero agotó las existencias cuando uno de sus directivos decidió volver a colocarlo en la sección de novedades a un precio prohibitivo.


La teoría de bajar impuestos para recaudar más ha funcionado a veces y ha fracasado otras. Reagan, su impulsor en 1980, triplicó el déficit fiscal de EE UU. Y los estudios del Banco de Noruega, el Banco de Basilea y el FMI son coincidentes en que la deuda pública cayó en las economías avanzadas entre 1945 y 1980 y en que se disparó con el neoliberalismo a partir de 1980 hasta alcanzar niveles récord ya antes de la crisis de 2008. El catedrático Victoriano Martín acaba de recordar estos días que el ministro español de Hacienda Laureano Figuerola también fracasó en 1868 cuando intentó recaudar más cobrando menos.


Aznar postula que la fórmula funcionó a partir de su llegada al Gobierno en 1996, pero el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro -que también lo fue con Aznar- le replicó que las rebajas fiscales se postergaron hasta 1998, una vez enderezada la economía. En realidad, la economía española llevaba creciendo desde 1994 y cuando la economía crece -que es lo que ahora no ocurre- casi todo funciona. A marea llena, todos los barcos flotan.


Recaudar más, incluso bajando impuestos, es muy factible en medio de una etapa de prosperidad internacional y con una economía nacional sobrecalentada y especulativa. Pero no es tan evidente para el supuesto contrario, y más cuando las empresas y las familias están tan endeudadas como las españolas, en cuyo caso es previsible que el aumento de renta disponible que les permitiese una rebaja fiscal no la dirigiría de forma preferente al aumento del consumo y la inversión sino a reducir débitos.


Todo ello lo confirma la experiencia de que mientras las políticas contractivas (tanto tributarias como monetarias) tienen los efectos esperados porque son coactivas, las medidas expansivas quedan siempre al albur de lo que hagan los agentes económicos, que pueden reaccionar o no al estímulo en la forma pretendida porque para ellos son optativas.


De hecho, hasta 2010-2011 España mantuvo niveles bajos de impuestos en términos comparados y fue el decimoséptimo país de la UE por ingresos fiscales en relación su riqueza, con una recaudación de 8 puntos de PIB (80.000 millones de euros) por debajo de la media europea.


En parte esto se ha atribuido a la evasión fiscal. Y el fraude se suele vincular a tipos tributarios elevados. De aquí también se deduce que menores impuestos generarían mayor recaudación. Pero la experiencia no indica eso porque existen factores culturales que lo mediatizan. Los países nórdicos, con tradición de impuestos elevados, evaden menos que los meridionales, con impuestos menores. Un liberal, el dirigente empresarial José Antonio Segurado, lo admitió hace varias semanas: "En España hay poca cultura de pagar impuestos. Es raro ir a una cena y que no te llamen tonto por tributar".


Pero es evidente que, como aseguran Aguirre, Aznar y FAES, subir impuestos, y con la intensidad y abundancia con que se ha hecho en el último año medio, tiene efectos depresivos en plena recesión. El PP (Rajoy, Montoro, Cospedal y otros dirigentes del partido) habían proclamado antes de llegar al Gobierno que "nunca se salió de una crisis sin bajar impuestos".


El problema reside en la anemia del Estado por el derrumbe de sus ingresos desde 2008 y el aumento disparatado de los gastos en cobertura de desempleo, intereses de la deuda por la crisis de las primas de riesgo, rescate de la banca a causa de la elevadísima deuda privada y últimamente el déficit de la Seguridad Social por la caída de cotizantes. Aunque España aún tiene un gasto público 10 puntos de PIB inferior a la media de la UE y un tamaño del sector estatal inferior al de los países comparables -lo acaba de reconocer en junio, por vez primera, el Gobierno del PP-, su déficit se ha disparado.


El origen está en una equivocada política tributaria del PP y del PSOE en los años del crecimiento, cuando, sin ninguna necesidad, se redujeron y suprimieron impuestos, lo que, además de mermar la capacidad recaudatoria, incentivó la burbuja cuyo estallido nos llevó por delante.

A alcaldesa non pudo acudir á comida do club de pensionistas e xubilados de Portonovo.



ASÍ DE CLARO LO TIENES ALGUNOS COMENSALES A LA HORA DE RESERVAR MESA



EL PSOE SANXENXO ORGANIZA CHARLA SOBRE FISCALIDAD DE PENSIONES DEL EXTRANJERO EN USOS MÚLTIPLES PORTONOVO



TABERNA MARUCA, A BARROSA, PORTONOVO. ESTILO, CALIDAD Y PRECIO